Practica la Gratitud Postergando a tu Ego

0
1177
gratitud
gratitud

En este artículo haremos hincapié en la idea de que debemos arrancar esa mala hierba que es el engreimiento. Al fin y al cabo, nuestros logros provienen de la fuente creadora. Todo lo que ves o tocas, todo lo que te pertenece, es un regalo.

ego

Por tanto, tienes la obligación de postergar tu ego y cultivar una actitud de gratitud y generosidad ante estos actos creativos. Así caminarás por el sendero del Tao llegando a ser como él, que siempre actúa con una davidosidad sin límite.

Observa cómo sin pedirte nada se te provee de cantidades ilimitadas de alimentos, aire, agua, luz, tierra y belleza. Se crea en beneficio de todos y no se te exige nada a cambio.

Incluso después de todo este tiempo, el sol jamás le ha dicho a la tierra; estás en deuda conmigo. Imaginas lo que un amor así puede hacer, iluminar todo el mundo.

El sol simboliza el Tao en acción: Ofrece su calor, luz energía vivificante a todos, iluminando la tierra sin exigir ningún reconocimiento. Supongamos que el sol necesitara que le prestáramos atención y nos exigiera que lo elogiáramos por sus servicios. Si así fuera, solo brillaría allí donde se sintiera querido. En poco tiempo, parte del mundo dejaría de recibir el esplendor de la luz solar y al final la tierra quedaría en la oscuridad.

Podría resultar interesante leer Trabaja el ego para evolucionar y elevar tu consciencia espiritual

Transita por el sendero del Tao, dando más que recibiendo y ocupándote de los demás sin pedir nada a cambio. Y considera que el deseo de alardear y buscar aprobación es como las malas hierbas que brotan en el camino.

Considerar que eres importante y especial debido a tu talento artístico, por ejemplo es caminar por el sendero del ego. Expresa tu agradecimiento libre del deseo egoísta de ser reconocido por tus actos y logros.

Cuando estás de puntillas, no puedes mantenerte firme
Cuando avanzas a zancadas, no puedes llegar lejos

Tratar de destacar no revela inteligencia
La jactancia no produce ningún resultado
El que se vanagloria no se hace respetar
El que alardea no podrás resistir
Cuando transitas por el sendero del Tao,
Estas cosas tienen que ser erradicadas,
Expulsadas y superadas

Adopta conscientemente una actitud de gratitud

El devenir de tu vida cambiará si cultivas una actitud de gratitud por todo lo que eres, consigues y recibes. Repite calladamente «te doy gracias», cuando estés despierto y cuando vayas a dormir, así como al despertar.

En el fondo, da lo mismo que tu gratitud se dirija a Dios, a Buda, a Krishna, a Alá, al Tao, al Espíritu o al Origen, porque todos simbolizan tradicionalmente la sabiduría. Dar gracias por la luz del sol, la lluvia, tu cuerpo y todos los órganos que lo componen.

Dedica un día de gratitud al cerebro, al corazón, al hígado y hasta a las uñas de los pies. La expresión de gratitud hace que te centres en el verdadero origen de todo, al tiempo que percibes cuando estás dejando que el ego te domine.

Conviértelo en una práctica diaria:

Da las gracias por tu cama, las sábanas, por poder comer, por tener un techo donde dormir, la salud, la familia que tienes, por el entorno dónde vives … Agradece por todo, muestra siempre está gratitud constante y conscientemente.

Da gracias por todo lo que te espera ese día y luego comienza la jornada haciendo algo bueno por otro ser humano. Sorprendentes cambios se darán milagrosamente. Es mágico.

Analiza tu necesidad de alardear y vanagloriarte

Cuando estés a punto de alardear ante los demás de tus méritos o logros, detente a pensar en la necesidad que sientes y recuerda que estas cosas tienen que ser erradicadas, expulsadas y superadas.

En el sendero del Tao, la aprobación interior es sana y pura mientras que alardear vanidosamente es simplemente superfluo. Cuando te des cuenta de que estás acostumbrado a recrearte con tus éxitos, decide volver al sendero. Los comentarios pretenciosos que haces para alimentar tu ego pasarán a ser como las malas hierbas que no te sirven para nada.

También te recomendamos el siguiente artículo Aumenta tu percepción mirando más allá de lo que tus ojos ven

Volviendo a una humildad radical y contemplando la grandeza que habita dentro de todas las personas, suprimirás los excesos de autosuficiencia. Este es el camino del Tao.

Mañana por la mañana, haz algo que exprese tu aprecio por alguien, cogiéndole completamente por sorpresa. Envíale un e-mail en el que expreses tu afecto y amor. Telefonea a un pariente que se sienta solo, o incluso a alguien a quien no conozcas. Fíjate en como tu gratitud hacia otra persona alimenta el sendero del Tao, no el de tu ego

Extraído del libro: Nuevos pensamientos para una vida mejor – Dr Wayne Dyer

Vídeo de agradecimiento diario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.