Moxibustión ¡el calor como elemento sanador!

0
1577

moxibustiónSi hablamos de terapias como la acupuntura, todo el mundo, más o menos sabría decir en qué consiste, pero la palabra moxibustión, ¿Sabríais decirnos de que trata? En el siguiente artículo os comentaremos en qué consiste, los beneficios y los tipos de moxibustión o diferentes métodos de aplicación que existen en la actualidad.

¿En qué consiste la moxibustión?

El término de moxibustión tiene origen en la palabra “Mokusa” donde Mo significa “quemar” y  kusa es «hierba». Así, moxibustión hace referencia a:

Una técnica terapéutica originaria del norte de china, que consiste en estimular los puntos del cuerpo que conforman los llamado meridianos o canal por donde fluye la energía vital (Qi), empleando el calor obtenido por la quema de una planta conocida como “moxa”.

La moxa es el resultado del envejecimiento de la Artemisa o hierba de San Juan, planta sagrada, y triturada en un mortero hasta convertirla en polvo.

El objetivo de este método es conseguir el equilibrio de energía del cuerpo basándose en la teoría de los canales, donde se tiene que los bloqueos se traducen en dolencias. Esta técnica comparte con la acupuntura la pertenencia a la Medicina China Tradicional y la estimulación de los mismos puntos que conforman el meridiano; y es que muchas veces, se emplean de forma complementaria para potenciar los beneficios sanadores.

Métodos de Aplicación

La moxibustión puede aplicarse mediante diversas técnicas, cada una de ellas con sus características concretas. Elegir un método u otro es decisión del terapeuta, dependiendo del efecto buscado. Las técnicas se clasifican en:

Directa: donde una pequeña cantidad de moxa es aplicada directamente sobre el punto de acupuntura y se quema:

  • Cono de moxa: se prensa la artemisa en forma de pequeños conos que se colocan directamente sobre la piel. Es una técnica muy efectiva para aumentar el sistema inmunológico, pero no se emplea muy asiduamente, debido a que produce quemaduras en la piel.
  • Existen variantes de esta técnica, como son el cono de moxa con jengibre que genera efecto tónico y revitalizante, favoreciendo la circulación de sangre y energía; y el cono de moxa con ajo, empleado en procesos infecciosos.

Indirecta: la moxa se mantiene cerca de la zona que se va a tratar, pero nunca se llega a poner en contacto con la piel, es la que se utiliza habitualmente:

  • Moxibustión en forma de rollos o puros de moxa: se emplean las hojas de la artemisa enrolladas en forma de puro, y encendido su extremo se mantiene a una distancia de  4 cm de la zona a tratar durante quince o veinte minutos.
  • Moxibustión con reionki: en esta técnica se emplea el reionki, instrumento donde la artemisa se coloca en el tubo interior y este tubo se recubre con otro, que es el que se pone en contacto con la piel. No se aplica calor directamente a la piel, pero sí se le transmite al cuerpo.

Con agujas templadas: técnica que consiste emplear las agujas de acupuntura. Un extremo se inserta en la piel y en el otro se coloca una bola pequeña de artemisa, pasando el calor que genera esa planta a través de la aguja a la piel. Este método se emplea para reforzar los efectos de la acupuntura.

Aplicaciones de esta técnica

Según la Medicina Tradicional China se diferencian dos tipos de enfermedades y las denomina Yin y Yang:

  • Enfermedades Yin: son de aparición lenta y se vuelven crónicas. Sus características son: cansancio, el pulso se vuelve lento, la lengua se hincha y se vuelve pálida. En esos casos se recomienda el uso de las moxas.
  • Enfermedades Yang: por el contrario son de aparición rápida, un accidente, una intoxicación, etc. En estos casos, pueden aparecer cuadros febriles y el pulso suele ser rápido. Aquí, el uso de la moxa está contraindicado.

Habiendo hecha esta pequeña introducción, tenemos que los beneficios y aplicaciones obtenidas de la moxibustión son:

  • Dolores articulares: artrosis, o contracturas musculares
  • Situaciones de estrés, ya que tiene efecto relajante.
  • Eleva el sistema inmunológico
  • Mejora la producción de glóbulos blancos y rojos.
  • Mejora la circulación sanguínea y de energía.
  • Ayuda si tienes problemas digestivos
  • También se emplea en caso de mujeres embarazadas, cuando el feto esté colocado de nalgas. Con esta técnica se consigue que el feto se dé la vuelta, y se coloque en posición cefálica.

Para finalizar, decir que la moxibustión es una técnica sencilla y es una manera de conseguir un relajo de cuerpo y mente, además de dar solución a ciertas dolencias. Es una técnica muy sencilla que puede ser practicada en casa, aunque sí se recomienda ir antes a donde un profesional para saber sobre qué puntos hay que aplicar el calor. Está técnica se está extendiendo mucho, y cada vez más se oye lo efectivo que es para dar la vuelta al bebe que viene de nalgas y evitar la cesárea.

Artículos relacionados: Terapias para el cuerpo

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a élPaulo Coelho

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.