trabajador de la Luz

Es muy posible que el termino trabajador de Luz te suene, como es muy posible que alguna vez te hayas preguntado..

¿Puedo yo considerarme un trabajador de la Luz?

Y realizas búsquedas en internet y el buscador que utilizas te dice que hay unos 16.900.000 resultados…. Evidentemente mucha información, evidentemente mucha confusión…

Y con ese nombre tan grandilocuente nos sentimos pequeños, como si algo tan grande no pudiera ir con nosotros.

En algunos lugares nos cuentan que los trabajadores de la luz ya han hecho un pacto antes de venir a la Tierra para ejercer como tales, en otros que son seres que ya han alcanzado la iluminación en vidas anteriores, en otras que son ángeles encarnados, maestros ascendidos…. Y ante ese panorama, nuestro ego, nos dice:

-¿Dónde vas tú? ¿Quién te has creído que eres?

Ni afirmo ni niego tales presupuestos, porque lo desconozco, pero ¿realmente eso importa? ¿Debe eso frenarnos en nuestros deseos? Poca luz hay en jerarquizar nuestras misiones….

Un trabajador es alguien que trabaja, sin más, y os aseguro que en la “empresa” LUZ siempre están dispuestos a darnos trabajo…

Se nos ha dotado de “libre albedrío” por lo tanto, tuvieras pactado o no ser un trabajador de la luz puedes ejercer tu derecho a decidir que lo eres.

Los “valores corporativos de la empresa LUZ”

LUZ es la energía universal y divina del AMOR, es un estado de conciencia, son los actos que llevamos a cabo desde el paradigma de que todos somos uno, de que hemos venido a este mundo a evolucionar, a no dejarnos llevar por energías de separación, de miedo o de carencia, que desde la voz del ego nos invitan a confrontarnos con nuestros hermanos.

LUZ es el agradecimiento y cuidado de nuestra madre Tierra, de los seres indefensos con los que convivimos, de los que no conocemos.

LUZ es vibrar alto, escuchar la voz de nuestra alma y dejarnos dirigir por ella.

LUZ es respetar los procesos de todos aquellos con los que nos relacionamos sin limitar su potencial, animándoles a que descubran su propia luz y vivan conforme a ella.

LUZ es el conjunto de todas las almas que estamos en este mundo esperando a nuestro propio permiso para brillar.

Así que sí, por supuesto que si quieres, eres un trabajador de la luz, no lo dudes, porque la duda viene del ego que teme quedarse CI- EGO.

¿Y cuáles son mis funciones? ¿Cómo lo llevo a cabo?

Es simple, conectando con tu propia luz para vibrar muy alto. Al principio puede parecerte complicado eso de conectarte con tu propia luz, trabaja a la inversa, siente cuando estás vibrando alto, siente cuando te sientes lleno de sensaciones de amor, gratitud, propósito… en ese momento estás conectado con tu luz.

Todos nos conectamos con ella a menudo sólo que no ponemos consciencia en ello, estas son algunas de las actitudes que te conducen hacia tu esencia, es decir hacia tu luz:

  • Cuando escuchas tu intuición y te das permiso para seguirla.
  • Cuando decides dedicarle tiempo a hacer lo que amas, a pasar tiempo con las personas que amas, a cuidarte y respetarte.
  • Cuando consigues darte cuenta de que estás preso de emociones o pensamientos negativos que están bajando tu vibración y das el paso necesario para transmutarlos.
  • Cuando escuchas sin juzgar a las personas que se acercan a ti pidiendo ayuda.
  • Cuando eres consciente de tus talentos, y los utilizas para hacer un mundo mejor (que para eso nos han sido otorgados) sin escuchar la voz del ego que nos engaña con la sensación de falta de merecimiento.
  • Cuando decides no entrar en la crítica y el cotilleo.
  • Cuando eres honesto contigo mismo, sin juzgarte, sin flagelarte por la información que encuentres.
  • Cuando practicas la compasión hacia ti mismo, hacia los demás, hacia los animales, hacia el planeta, hacia todos aquellos que no han encontrado su propia luz y por ello siguen sumidos en la oscuridad.
  • Cuando te ríes, disfrutas, cuando disfrutas con conciencia del grandísimo regalo que te proporciona tener un cuerpo humano que siente.
  • Cuando oras, cuando meditas.
  • Cuando practicas la sexualidad sagrada
  • Cuando compartes siendo fiel a la mentalidad de abundancia que es la que está alineada con la luz, frente a la voz del ego que nos mantiene en una mentalidad de escasez de recursos.
  • Cuando luchas por hacer tus sueños realidad, que son la voz de tu alma guiándote a tu propósito.
  • Cuando te permites brillar siendo ejemplo para todos.
  • Cuando decides que sólo permites alimentarte de información de luz y eliges lo que lees, lo que escuchas y lo que ves.

Somos muchos los que nos hemos comprometido con esta causa, ¿Y tú? ¿Quieres ser un trabajador de la luz? Apuesto a que sí…

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.