Terapia de polaridad con sus 5 elementos

4
4485

  polaridad y los cinco elementosTerapia de Polaridad

 “La salud no es meramente del cuerpo, es la expresión natural del cuerpo, la mente y el alma cuando están en armonía con la vida” Dr Stone.

El ser humano se considera una fuente de energía, ya que la vida es movimiento y el movimiento es la forma de expresión de la energía. Esta energía, recorre todo el cuerpo a través de los polos positivo y negativo. Para que haya salud, es necesario que exista un equilibrio entre estos dos polos, y la energía que recorre el cuerpo tiene que poder moverse en libertad, sin obstáculos.

Esta es la situación ideal, pero, en realidad, a lo largo de nuestras vidas sufrimos “cortocircuitos”, es decir, rabias, frustraciones, estrés, malos hábitos, etc. que se traducen en pensamientos que afectan a las emociones en forma de síntomas, que luego desencadenarán en enfermedad. Según esto, el dolor y la enfermedad vienen acompañados del bloqueo de la energía universal “Prana”, “Ki” o “Chi” ,o de desviaciones de las estructuras energéticas.

¿Qué es la terapia de polaridad?

La terapia de Polaridad es un sistema terapéutico holístico creado por el Dr. Randolph Stone (Doctor en Quiropráctica, Osteopatía y Naprapatía), que une los métodos de la tradición Oriental con los de la medicina Occidental.

 Lo particular de esta Terapia de Polaridad y que le diferencia de otros tratamientos, es que trabaja enfocado en los bloqueos de los circuitos de energía y busca la auto sanación mediante la estimulación del cuerpo. Esta estimulación activa las propias capacidades naturales del organismo para la liberación de tensión y el restablecimiento del flujo energético que hace que el cuerpo vuelva a estar en armonía.

Principios de la Terapia

La Terapia de Polaridad considera que el movimiento se rige por 3 tipos de contacto, los 3 principios primarios del movimiento:

  • Rajás (el Yang): asociado al polo positivo. Moviliza la energía bloqueada para que fluya en la dirección correcta. Relacionado con el fuego.
  • Tamás (el Ying): relacionado con el polo negativo y se encarga de dispersar la energía. Disuelve y elimina lo tóxico. Relacionado con el agua.
  • Sáttwa: el neutro, que indica verdad y equilibrio. Integra a los dos primeros. Relacionado con el aire. Es un contacto fino y relajante

A partir de estos tres principios en la terapia de polaridad, la energía se libera paso a paso por estos cinco estados elementales que se corresponden a vibraciones de distintas densidades, desde lo más ligero a lo más denso: éter, aire, fuego, agua y tierra.

Cada uno de estos cinco elementos está vinculado a un sentido y a una función de la razón:

  • La tierra es sensación y se relaciona con el olfato. Si este elemento está en armonía, se caracteriza a la persona por su sentimiento de protección, el respeto, la valentía, la capacidad de actuar y excelente anclaje en la vida.
  • El agua es sentimiento y emoción y hace referencia al gusto. Estando este elemento en armonía, la persona se muestra dulce, receptiva, sensible y creativa.
  • El fuego es la imaginación y hace referencia a la vista. Con el fuego en armonía la persona expresa responsabilidad, respeto, calidez, entusiasmo y tolerancia.
  • El aire es intelecto y hace referencia al tacto. Con este elemento armonizado, la persona se muestra honesta, la satisfecha, íntegra y moderada.
  • El éter es intuición y hace referencia al sonido. Cuando este elemento está en armonía, significa autoestima, paz interior, humildad y tranquilidad.

los 4-elementos

En la terapia de polaridad una vez evaluada la manera en que el sistema energético del enfermo se ha desequilibrado, y teniendo en cuenta los tres principios del movimiento y los cinco elementos, la terapia de polaridad tratará de liberar los bloqueos energéticos mediante estos cuatro métodos terapéuticos: manipulaciones manuales, yoga de polaridad, dietas equilibrantes y una actitud de hábitos de vida saludables:

Dieta

Mediante las dietas depurativas se eliminan los elementos tóxicos debidos fundamentalmente a una mala alimentación y hábitos de vida inadecuados.

El objetivo es limpiar el sistema de toxicidad del medio que origina el “bloqueo” del campo energético que se ve incapaz de realizar su labor. Además, las dietas purificadoras estimulan el trabajo realizado a nivel físico y emocional.

En grandes rasgos, los dos elementos más importantes de la dieta son:

  • El Liverflush (depurador hepático): Jugo de pomelo o naranja, jugo fresco de limón, una  cucharadas (sopera) de aceite de oliva puro prensado en frío,  un  diente de ajo  y un trocito jengibre fresco
  • La infusión digestiva llamada TE de polaridad: mezcla de diferentes plantas medicinales, como la raíz de regaliz, semillas de anís, fenogreco y lino, hojas de menta y raíz fresca de jengibre.

Yoga de Polaridad

El yoga es la combinación de conciencia y el principio absoluto que busca purificar el cuerpo y la mente, para liberar a la persona practicante, de las alteraciones que le afectan.

El Yoga de Polaridad está basado en el movimiento de la energía y consiste en una serie de ejercicios, estiramientos y sonidos que ayudan a equilibrar el cuerpo y facilitar que el flujo energético natural fluya libremente. El resultado es cambiar la tensión y el estrés por un estado relajado y dinámico.

Hay posturas que potencian los elementos Aire y Fuego, movimientos para armonizar los elementos Agua y Tierra, movimientos que estimulan las bases de corrientes de Línea Larga, que ayudan a equilibrar patrones energéticos como la estrella de cinco puntas, etc

Proceso Personal

El pensamiento y las emociones tienen un papel fundamental y determinante en el proceso de sanación. La forma de proceder de las personas, resultado de las actitudes, creencias y pensamientos, está vinculada a ciertos bloqueos energéticos.

Es necesario ser conscientes del impacto que la mente, emociones, pensamientos pueden llegar a tener en uno mismo, para poder convencerte, asimilar y motivarte a realizar los cambios necesarios sobre los hábitos y estilos de vida inapropiados y así lograr ese amor propio que te llevará a buen puerto en el proceso de sanación.

Trabajo Corporal

Son toques manuales terapéuticos de menor o mayor intensidad, pero nunca dolorosos. Se insiste en las zonas del cuerpo donde se han diagnosticados los bloqueos de los flujos energéticos con el fin de eliminarlos y devolver el equilibrio al cuerpo y que propicia la curación. Se trabaja a múltiples niveles: sistema estructural (músculo-esquelético), sistema nervioso y cráneo-sacral.

Terapia polaridad

Beneficios que aporta la Terapia de Polaridad

Los principales beneficios de la Terapia de Polaridad las resumimos en los siguientes puntos:

  • Reequilibra el flujo energético, lo que beneficia a la persona en cuatro planos: el físico, el mental, el emocional y el espiritual.
  • Mejora la calidad de vida de las personas además de potenciar su desarrollo personal al mostrarte las capacidades de autosanación que dispone el cuerpo con sus propios recursos. Promueve el autoconocimiento.
  • Aumenta la vitalidad, haciéndote sentir con fuerza, ilusión, te aporta alegría y tranquilidad.
  • Oxigena el organismo y lo purifica, mediante la eliminación de toxinas.
  • Refuerza la autoestima haciéndonos fuertes para saber llevar cualquier situación.
  • Restablece la salud a nivel físico, ayudando a mejorar problemas como la fatiga, insomnio, estrés, ansiedad, dolor de cervicales, problemas estomacales, etc..
  • Equilibra el sistema nervioso y aporta bienestar y armonía.

Video donde se explican los conceptos de la terapia de polaridad, no dejes de verlo, ¡te va a encantar!

¿Corro algún riesgo con esta terapia?

Recibir sesiones en terapia de Polaridad, a priori, no supone ningún riesgo. Sí hay que tener en cuenta que con el tratamiento se producen cambios en el patrón energético y que es posible sentir sensaciones como el cansancio, la desorientación o algunas personas pueden sufrir cuadros febriles de corta duración y sin importancia.

Es necesario ingerir mucho líquido después de cada sesión, así el organismo puede eliminar todas las toxinas desbloqueadas. También es conveniente mimar a tu cuerpo y hacer aquello que te pida para que el organismo sea capaz de interiorizar la información recibida.

Conclusión

La salud y la enfermedad son procesos fácilmente definibles en términos de energía. Un cuerpo con salud es energía fluyendo en su estado natural, libre; mientras que un cuerpo enfermo, es energía bloqueada en uno o más niveles.

La Terapia de Polaridad te enseña a estar unido con la vida, y a relacionarte con tu entorno. Si te involucras, puedes obtener una nueva perspectiva sobre lo que te rodea, además de lograr un perfecto autoconocimiento, descubriendo un “yo” más íntimo y genuino; que, te transportan a la salud, la totalidad y el bienestar.

Artículos relacionados: Conciencia y realidad

No podemos evitar que los pájaros de la sinrazón vuelen sobre nuestras cabezas, pero sí podemos evitar que hagan nido en ella.

4 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.