Universo holográfico y los hologramas

0
1573

holográficoEl universo podría parecer tridimensional a primera vista, pero el principio holográfico y un nuevo estudio afirman que una descripción matemática del universo necesita una dimensión menos de lo que aparenta, ya que podría tratarse de la imagen de dos procesos dimensionales en un horizonte cósmico gigantesco.

El principio holográfico, ¿Qué es y qué representan los hologramas?

La holografía es una técnica de fotografía avanzada que crea imágenes tridimensionales en base al empleo de la luz, de forma que al recibir desde cierta perspectiva la luz se proyecta una imagen en tres dimensiones. Esta teoría fue inventada por Dennis Gabor en 1947, aunque posteriormente se fue perfeccionando.

El holograma consiste en una imagen transformada reubicando la luz que la refleja para colocarla de forma que podamos ver el objeto representado en diferentes planos a la vez para poder visualizar una imagen tridimensional pese a ser creada en un soporte bidimensional.

Una cuestión curiosa de los hologramas es que  ya que cada parte del holograma tiene información visual presente en el todo.al partirlos en pedazos no quedan fragmentos sino reproducciones completas de la imagen holográfica

En 1963 fue cuando Juris Upatnieks y Emmett Leith y Yuri Denisyuk crearon los primeros hologramas que representaban un objeto tridimensional bien definido.

La holografía se utiliza en billetes, dnis, pasaportes, embalajes, etiquetas de seguridad, tarjetas de crédito, y según el principio del holograma podría relacionarse incluso con el propio universo.

¿Qué es la teoría de cuerdas?

Antes de hablar del universo holográfico, y tras haber comentado qué son los hologramas, es necesario hablar sobre la famosa teoría de cuerdas que explicaría la composición del universo.

La teoría de cuerdas es un modelo de física teórica que afirma que las partículas materiales en apariencia puntuales son estados vibracionales de un objeto extendido más básico denominado filamento o cuerda.

Según esta teoría, todo el universo se compone de pequeñas hebras de energía (cuerdas).

El universo holográfico

Stephen Hawking descubrió en la década de los 70 que los agujeros negros irradian su masa hacia fuera. Esto hizo a muchos plantarse qué le ocurre a la información que describía a la estrella original cuando se evapora el agujero negro, ya que como sabemos la información no puede ser destruida.

En 1972 Bekenstein demostró que el contenido de la información de agujero negro es proporcional al área de la que es superficie bimensional de su horizonte de sucesos. Otros teóricos quisieron ir más allá de lo que sucedía con los agujeros negros y enfocarse en el universo entero. De ahí, surgieron muchas teorías, hipótesis, afirmaciones y estudios.

En 1993, G.’t Hooft propuso dos afirmaciones del principio holográfico:

  • Toda la información en alguna región del espacio se puede representar con un holograma.
  • La teoría en los límites de la región del espacio tendría que contener como mucho un grado más de libertad por área de Planck.

De esta forma, el espacio se podría representar como un holograma de la superficie que lo está conteniendo.

En 1997, Juan Maldacena propuso un modelo de universo en que la gravedad surge de cuerdas delgadas, infinitesimales y vibrantes pudiendo ser reinterpretado en términos físicos. El mundo podría ser un holograma y las acciones se desarrollarían en un cosmos plano, sin gravedad y más simple.

Grumiller, del que hablaremos posteriormente, afirma al contrario que Malcena que:

nuestro Universo, es bastante plano, pero visto a distancias astronómicas es curvado de forma positiva

En realidad, Maldacena mostró una conjetura, no una prueba, y las pruebas de sus afirmaciones se estarían buscando posteriormente para demostrar que el universo es un holograma.

El físico Leonard Susskind también estudió los universos holográficos y afirmó que la termodinámica de ciertos agujeros negros puede ser reproducida desde un universo dimensional inferior. Una propuesta de diversos estudiosos nos lleva a descubrir que se puede ver el agujero negro sin necesidad de entrar en él.

La entropía  de una masa ordinaria (al igual que de los agujeros negros) sería proporcional al área superficial, de manera que la masa no ocupa volumen sino área y el universo podría ser un holograma.

Aunque se había estudiado esto en espacios con curvatura negativa, un estudio de científicos de la Universidad de Tecnología de Viena afirma que el principio holográfico se sostendría también en un espacio tiempo plano. Grumiller llegó a afirmar que:

Si la gravedad cuántica en el espacio plano permite una descripción holográfica de una teoría cuántica estándar, entonces debe ser por cantidades físicas, que pueden ser calculadas en ambas teorías, y los resultados deben estar de acuerdo

La entretopía de entrelanzamiento (que se produce cuando las partículas cuánticas se enredan y forman un único objeto cuántico aun estando muy separadas) tiene el mismo valor en una teoría cuántica de campos de baja dimensión y en la gravedad cuántica plana, lo que supondría que el principio holográfico se podría realizar en espacios planos.

David Bohn llegó a afirmar al respecto que el universo holográfico podría explicar fenómenos que muchas personas pueden llegar a considerad como paranormales, tales como la telepatía, la psicoquinesis y la precognición. Yendo más allá no tenemos por qué pensar en el universo como el todo, sino también en el cerebro holográfico, en nuestro yo holográfico, en nuestra realidad. Nuestro cerebro en realidad podría estar contiendo el universo entero.

No vamos a decir que vivimos en un holograma, pero varios estudiosos han logrado plantear la hipótesis de que esto podría ser así. Si el universo es un holograma, nuestras vidas cotidianas son por sí una mera ilusión.

En realidad poco sabemos de todo cuanto nos rodea porque estamos limitados en nuestras impresiones y conocimientos. Cada día hay nuevos estudios, teorías e hipótesis al respecto pero no hay nada concreto sobre lo que realmente queremos saber. Y la realidad no es tan como la percibimos, ni mucho menos.

Ahora la verdadera pregunta es ¿estamos en un universo holográfico?

Artículos relacionados: Conciencia y realidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.