lenguaje de amor

Oh, l´amour, l´amour…

No, no me refería a ese tipo de lenguaje… me refería a algo un poco más complicado, al mundo de los significados…

Porque a pesar de que vivimos convencidos de que manejamos los mismos significados dentro del mismo idioma, no suele ser cierto. Mi “te quiero” no tiene porqué significar lo mismo que tu “te quiero”.

Y este suele ser uno de los problemas de los desencuentros entre pareja.

No ser conscientes de que podemos estar hablando distinto lenguaje nos lleva a la frustración, a creer que no somos queridos, que no somos correspondidos, a exigir que se nos quiera o a asistir atónitos a esa exigencia, cuando pensamos que nos estamos dejando la piel en nuestra relación.

¿Qué queremos decir con esto de los lenguajes del amor?

Debería bastarnos con el sentimiento, pero lo cierto es que cuando decidimos formar una pareja se necesita algo más que sentimiento, se necesitan “actos de amor” y aquí es donde nos diferenciamos, en que para cada persona esos actos de amor son diferentes.

El Dr Chapman, en su libro ” Los cinco lenguajes del amor” expone que son cinco los lenguajes más habituales del amor.

Palabras de afirmación.

Hay personas para las que la comunicación es vital, necesitan oír que las quieres, necesitan ser escuchadas. Es su baremo de la compenetración, si no existe esta comunicación de amor no se sentirán amadas.

Veamos unos ejemplos:

  • Cuando mi pareja me dice lo bien que he estado en mi trabajo, o lo guapa que estoy, me siento amada.
  • Lo que más me gusta de mi pareja son las notas de buenos días que me deja todas las mañanas.
  • Algo va mal en nuestra relación, mi pareja hace meses que no me dice que me quiere.

Tiempo de Calidad

Otras personas sin embargo se sienten amadas y ofrecen su amor pasando tiempo de calidad juntos, teniendo las mismas aficiones, compartiendo vida social.

  • Mi pareja dice que me quiere, pero no es cierto, nunca quiere que hagamos nada juntos.
  • Creo que mi pareja ha dejado de quererme, cuando vamos a las fiestas se relaciona con todo el mundo y casi no estamos solos.

Recibir regalos

No se trata aquí de una cuestión material. Los regalos son ofrendas. Para las personas que utilizan este lenguaje del amor, recibir un regalo les recuerda que en determinado momento la otra persona pensó en ella y se molestó en adquirir el objeto y traérselo.

  • Mi pareja me hace muy feliz cuando me envía flores sin esperarlo.
  • Algo se está deteriorando, ni me acuerdo de la última vez que mi pareja me hizo un        regalo.

Actos de servicio

Para otras personas “obras son amores y no buenas razones” El amor no se demuestra hablando ni con un regalito de vez en cuando, sino haciendo…

Nos sentimos amados cuando el otro hace algo por nosotros de la misma manera que demostramos nuestro amor con pequeños, o grandes, actos de servicio.

  • ¿Cómo puede decirme que me quiere y no compartir las tareas domésticas?
  • Sé que mi pareja me ama, accede a veranear en la playa aunque prefiere la montaña para que yo pueda disfrutar.

Toque físico

Este es sin duda el más complicado de todos, porque los otros los podemos aprender mucho mejor, pero nuestra necesidad de contacto físico es un rasgo más estable de nuestra personalidad y cuando una persona necesita mucho contacto físico y otra muy poco, será difícil que ambos tengan lo que necesitan para sentirse amados en su relación.

  • Somos como compañeros de piso que ven la tele cada uno a un lado del sofá, nunca nos tocamos, ya no me quiere.
  • Cada vez que me siento insegura en una reunión social mi pareja me pone la mano en la espalda, siento cuanto me quiere y me vuelvo a sentir segura al instante.

¿Hablamos?

Si aún no tienes pareja te aconsejamos que antes de iniciar tu próxima relación tengas una charla con el “candidato/ candidata” y expreséis cuál es vuestro lenguaje del amor, cómo os sentís amados, cómo mostráis vuestro amor.

Eso no significa que dos personas que hablen dos lenguajes diferentes no puedan tener una relación de pareja sólo que conociéndolo sabrán darle al otro lo que necesita y sabrán como pedirle lo que para ellos es importante sin poner en duda los sentimientos.

Y si ya tienes pareja nunca es tarde para resolver malentendidos y para hacer que renazca la ilusión, porque lo que muchas veces pensamos que se ha llevado la rutina es simplemente una cuestión de significados…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.