Aunque pueda parecer un asunto baladí, el mal aliento, a menudo indetectable para quien lo produce, puede arruinarnos una cita, una entrevista de trabajo, un cliente que no vuelva…

El mal aliento proviene tanto de la digestión de los alimentos que ingerimos como de las bacterias que quedan en nuestra boca, conociendo qué alimentos o bebidas nos ayudan y cuales nos perjudican podremos controlarlo.

Así que ¿por qué no seguir estos simples consejos y curarnos en salud?

  1. Prohibido comer ajo las 24 horas anteriores a un evento importante. El ajo es uno de los alimentos más saludables y ricos que podemos encontrar, sin embargo puede provocarnos mal aliento hasta 24 horas después de haberlo comido.
  2. Anchoas, boquerones, atún. Son pescados cuyo olor se mantiene durante mucho tiempo.
  3. Entre las grasas propias y los condimentos añadidos, suelen repetirse con un fuerte y desagradable olor.
  4. Uvas y queso NO huelen a beso. El tan escuchado refrán uvas y queso saben a beso, debió escribirlo alguien de la edad media, cuando los besos debían saber a cualquier cosa que prefiero ni imaginar. Afortunadamente hoy en día los besos, al menos los que queremos repetir, no saben, ni huelen a queso… Así que evita ingerir este manjar si quieres conservar un aliento fresco.
  5. Alcohol y tabaco. Juntos o por separado, son aliados perpetuos del mal aliento.
  6. Sí al perejil. Es un condimento muy adecuado para utilizar en tus platos, porque además de condimentarlos, masticar los trocitos servirá para refrescar tu aliento ya que contiene clorofilina.
  7. Especias para llevar siempre encima. Si no te van los caramelos o los chicles, prueba a llevar encima anisetes, hinojo, o menta fresca para poder masticarlos y refrescar la boca.
  8. Canela para una boca muy apetecible. Se conocen los efectos afrodisiacos de esta especia, pero ¿sabías que es maravillosa contra el mal aliento? Bien sea ingerida bien en forma de enjuague, no dejes de usarla y comprobarás los resultados…
  9. Con C de carcajada. Los alimentos ricos en Vitamina C impiden la vida de las bacterias que causan el mal olor, tómalos y no tengas miedo a reír a carcajadas, tu aliento será perfecto.
  10. Mastica Regaliz. Este arbusto funciona como antibiótico, está rico, refresca la boca y produce un buen aliento.
  11. De postre un yogurt, probiótico. Los probióticos se encargan de las bacterias tanto estomacales como las producidas en la boca por restos de comida, evitando las dos fuentes que producen el mal aliento.
  12. Mejor té que café. El té contiene proliferoles que son antibióticos naturales e impiden el mal aliento, si no puedes renunciar al café, ¿qué tal si le pones un poco de canela?
  13. Enjuagues con tomillo. El tomillo es un poderoso antiséptico natural, realizar enjuagues diarios con esta planta te proporcionará salud bucal y buen aliento.
  14. Enjuagues con bicarbonato. Además de ser un potente blanqueador, el bicarbonato cambia la acidez de tu boca impidiendo la instalación de las bacterias malolientes.
  15. Lávate los dientes después de cada comida, al acostarte y al levantarte. Preferiblemente con cepillo eléctrico que elimina de forma más eficaz los restos de comida.
  16. Seda dental y enjuagues. Con el cepillo no basta, la seda dental te permitirá llegar a puntos donde la comida está atascada y dispuesta a descomponerse en forma de mal olor. De la misma forma los enjuagues, bien sean naturales o comprados te permiten llegar a puntos donde el cepillo no alcanza.
  17. No te olvides de la lengua. La lengua debe ser igualmente cepillada para mantener un buen aliento.
  18. Visita regularmente al dentista. Limpiezas profundas, detección precoz de caries… Un buen aliento, requiere una buena salud dental y es imprescindible acudir a un dentista de forma regular para mantenerla en condiciones óptimas.

Sigue nuestros consejos en >> Vida sana, salud y bienestar >>

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.