dolor y emocion

Nuestro cuerpo físico es el territorio donde se desarrollan nuestros problemas emocionales y espirituales, conocer qué emociones están representadas en cada parte de nuestra anatomía nos permite atajar el desorden desde la raíz y no quedarnos simplemente en el síntoma.

Cuando la situación se te come por los pies… Los pies son nuestro punto de apoyo y a la vez lo que nos sirve para avanzar, pueden dolernos cuando estamos llevando nuestros pasos donde en realidad no queremos ir.

De la misma manera cuando nuestra actividad es frenética, cuando no nos damos un descanso, nuestro sistema se encargará de pararnos, bien sea con un esguince, torcedura, rotura…

El dolor en los tobillos nos habla de una difícil carga que nos permite avanzar como si fueran grilletes antiguos.

Las piernas en general nos hablan de cómo nos movemos en relación a los demás, así las pantorrillas congestionadas nos hablan de celos o envidias y las dolencias de rodilla de nuestro propio de ego, que se vuelve una pesada carga con su inflexibilidad.

Mueve tus caderas, cuando todo vaya mal… El dolor de cadera y pelvis, que forman un conjunto, nos habla de inflexibilidad, de no querer salir de la zona de confort por inconfortable que sea, de rigidez en las creencias sobre la propia sexualidad y del miedo a avanzar en la vida.

A-brazos contra el dolor… Los brazos están íntimamente relacionados con los deseos de nuestro corazón y también con nuestros apegos.

Cuando nos aferramos a situaciones o personas que ya no tienen sentido en nuestras vidas sufrimos tensión en los brazos, cuando nos cerramos al amor y nos protegemos, cruzando los brazos, sentimos dolor en los codos.

Las muñecas son la articulación que une tus brazos (prolongaciones del deseo de tu corazón) con tu capacidad de manifestación, de trabajar, de ganarte la vida.

Dolores de muñeca, esguinces…suelen ser reflejo de un conflicto emocional con tu vida laboral, al tratarse de la articulación nos habla de la flexibilidad que muestras ante este tema.

Las manos nos hablan de nuestra capacidad de dar y de recibir, siendo las alteraciones en la mano izquierda las que nos informan de que tenemos un problema a la hora de recibir y las dela mano derecha las que nos informan de que tenemos problemas a la hora de dar.

No necesitas llevar todo eso sobre tu espalda….

Los dolores lumbares, y en general toda la parte baja de la espalda, nos hablan de un conflicto emocional en el que nos descuidamos a nosotros mismos, bien por miedo a la seguridad económica, que nos hace priorizar el trabajo a nuestra vida personal, bien por el miedo a lo que pensarán de mí, que nos hace priorizar las necesidades de los otros a las nuestras.

Las dorsales, la zona torácica, está estrechamente relacionada con el corazón, la culpa, la soledad, el resentimiento…

Las cervicales tienen que ver con nuestros problemas de comunicación y auto expresión.

Los hombros doloridos nos indican una fuerte carga emocional, nos sentimos incapaces de seguir llevando una carga que nos resulta pesada.

Cuando estás hasta el cuello sientes angustia, el cuello es el canal en el que se conecta tu posición en el mundo (la cabeza) con el resto del cuerpo.

En el cuello sufrimos la desconexión entre mente y corazón, la asfixia ante situaciones que no sabemos gestionar, la coherencia entre lo que pensamos, sentimos y decimos.

Cuando algo te lleva de cabeza… Jaquecas, migrañas…La cabeza es el ordenador central, por lo que está expuesta a sobrecarga (estrés) que genera jaquecas.

Pero además los juicios, las creencias inflexibles y limitantes, lo que no queremos ver u oír, lo que no queremos expresar se va a manifestar en forma de trastorno, bien de nuestros sentidos, bien en forma de jaquecas o migrañas.

Os hemos ofrecido un mapa muy general de cómo los conflictos emocionales se manifiestan en nuestro cuerpo físico, la biodescodificación es la ciencia que se encarga de estudiar estas correspondencias entre nuestros órganos físicos y nuestras emociones no resueltas. Os animamos a conocer más sobre el tema.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.