Técnica de protección del aura

Todos deseamos vivir una vida en plenitud ¿verdad? Pues para ello es necesario tener siempre una actitud positiva, ya que atendiendo a la Ley Universal de la atracción, esto traerá acciones positivas a tu vida y además, hará que los demás se muestren abiertos y receptivos hacia nosotros.

Por el contrario, los pensamientos negativos, limitan nuestra capacidad y tienden a provocar situaciones dolorosas y de frustración. Nosotros creamos nuestra realidad cada momento, por eso, es nuestra responsabilidad el decidir qué camino seguir, si el de la armonía o el de las incesantes quejas.

Técnica del aura protectora

El fortalecimiento del aura es el primer paso para continuar en el camino correcto. Existe una técnica de visualización llamada “Aura protectora”, que nos ayudará a crear actitudes positivas y a transmutar todas las situaciones negativas; por ejemplo cuando alguien intenta discutir con nosotros perturbando nuestra paz.

Este ejercicio se puede realizar en cualquier parte; puedes mantener los ojos abiertos o cerrados, aunque a muchos les resulta más fácil “imaginar” con los ojos cerrados:

Lo primero que tenemos que hacer es pensar en todos aquellos pensamientos negativos y miedos que nos invaden e intentamos alejarlos de nosotros durante un tiempo. Empezamos por alejarlos durante al menos un minuto al día e iremos aumentando este tiempo progresivamente.

Imaginamos que hemos dejado esa carga mental en una esquina; pensar que es lo mismo que hacemos cuando transportamos una mochila pesada…. lo dejamos un momento en el suelo para que nuestros hombros descansen, ¿no? Pues sería lo mismo, este sería nuestro momento de descanso mental.

A continuación respiramos profundamente y mantenemos la respiración, internamente contamos hasta 5 y exhalamos lentamente, sintiendo cómo la tensión va abandonando nuestro cuerpo al mismo ritmo que la respiración. Repetimos esta operación para liberarnos totalmente de la tensión que aún pudiera quedar en nuestro cuerpo.

protección auraNos relajamos y sentimos cómo una hermosa capa de color dorado nos cubre completamente. (El oro es un color protector, sus reflejos y pureza impiden que las fuerzas externas negativas entren en nuestra aura; así, lo negativo sólo puede venir desde nuestro interior) Seguimos haciendo respiraciones profundas, y en esta ocasión vemos cómo esta capa dorada se hace más grande y además de cubrir nuestro cuerpo, vemos cómo rodea los bordes externos de nuestra aura.

Dentro de esta capa dorada que nos cubre con su hermosa luz positiva, sentiremos su bondad y su pureza, sentiremos cómo la energía del amor Universal nos rodea y cómo poco a poco nuestra alma va sanando.

Envueltos en esta agradable sensación, realizamos una inhalación profunda, donde respiraremos energía positiva y tranquilizadora. Siéntete relajado, ahora estás protegido de las fuerzas negativas del exterior, sólo tienes que tener cuidado con los pensamientos negativos originados en tu interior, ya que estos pensamientos pueden romper esta capa dorada. Si se ha roto, no pasa nada, deberemos de crear otra capa respirando profundamente y volviendo a imaginar esa envoltura dorada, ahora llenémosla de pensamientos positivos.

Al principio pasarás gran tiempo creando nuevas capas, pero ya verás que es cuestión de práctica como todo en esta vida.

El aura protectora es una visualización que genera pensamientos positivos en nosotros, siendo la clave para que nuestra conciencia despierte y llenemos de luz nuestro corazón. Es muy importante que lo protejamos, reforzándolo con amor hacia nosotros mismos y la autoconfianza, ya que él es nuestro espejo y escudo personal. Cuando estamos rodeados de amor, el aura es un espejo que irradia cariño y admiración, cuando lo que nos rodea es odio, envidia, violencia, nuestro aura se convierte en nuestro escudo protector.

Si entendemos y aceptamos esto, estaremos protegidos incluso de la persona que sin querer más daño nos puede hacer, de nosotros mismos.

También podemos llevar esta armonía a nuestros semejantes. Para ello, deberemos retirarnos a un lugar donde reine el silencio y nada ni nadie pueda interrumpirnos, ya que se precisa mucha concentración. Si ya hemos elegido el lugar idóneo donde la tranquilidad sea lo único que se respira, imaginaremos una enorme nube rosada que cubre con energía de amor a todas las personas, nosotros incluidos. Cada una de estas persona acepta y agradece el don del amor y del afecto y vemos como cada una de ellas lanza una sonrisa a su compañero de al lado y así la luz, la energía y el amor se hará dueño de todos.

Cuidemos nuestro aura, hagamos que nos cubra herméticamente para que vivamos siempre envueltos por su amor.

Podría resultarte interesante leer el siguiente libro «El poder curativo del Aura». Podrás conseguirlo siguiendo este enlace

El poder curativo del aura

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.