Y tú, ¿has encontrado la llave de la felicidad?

0
1843

FelicidadHoy compartimos con vosotros esta leyenda que nos enseña dónde podemos encontrar esa llave de la felicidad tan ansiada por todos.

Ese preciado objeto que tanto nos empeñamos en buscar por todos los rincones: en el trabajo, en otras personas, en objetos determinados, etc..  y yo no digo que no puedan sean parte del camino hacia esa llave, pero quizás tenemos que empezar a buscar en nuestro interior y  hacer caso a las sabias palabras de Osho: la felicidad surge del interior y es que la felicidad guarda relación con la consciencia.

Y tú, ¿Eres dueños de la llave de la felicidad?

Cuenta esta leyenda que antes de que la los hombres habitasen en el planeta, varios duendes se reunieron con el objetivo de hacer una gamberrada. Así, uno de ellos dijo:

De aquí a pocos días serán creados los hombres. Se ha planteado que tengas muchas virtudes e infinidad de posibilidades, y creo que eso no es justo. Deberían de encontrarse con algún que otro obstáculo que les haga pelear y aprender lecciones. ¡Vamos a llenarlos de malos vicios! Eso les hará tropezar con más de una piedra y por lo menos no tendrán todo en la palma de su mano.

Al escuchar esto, el duende sabio y más anciano comentó:

Duendecillo, está previsto que los humanos tengan defectos, ¿no creerías que los fueran a hacer perfectos, no? Lo que pasa, es que esos defectos harán que se vuelvan más completos, por lo que creo que lo que tenemos que hacer es privarlos de algo que les haga vivir cada día un nuevo reto.

Esto que dijo el sabio duende les gustó al resto y entre carcajadas, visualizando lo que podría ser gritaron:

¡Qué divertido es todo esto!

Entre la euforia, uno de los duendes comentó: la situación es divertida, pero todavía no sabemos qué es eso que les vamos a quitar..

Después de darle muchas vueltas, el viejo y sabio duende exclamó:

¡Podríamos quitarles la llave de la felicidad!

Los duendes no cabían en el gozo de su felicidad- ¡Esa es una magnífica idea! Pero,  ¿Dónde la escondemos para que no la encuentren?

Entre todos empezaron a lanzar ideas:

Vamos a esconderla en la cima del monte más alto de todo el mundo.

A esta idea el sabio respondió: no creo que esta sea una buena idea, recuerda que una de las virtudes concedidas es la fuerza y la tenacidad, luego llegará el día en que conseguirán llegar a la cima y obtendrán la llave.

Otro miembro del grupo comentó:

¡Tiremos la llave al fondo del mar! Aunque pensándolo mejor, seguro que inventan algún transporte que les ayude a bajar al fondo del mar y consigan hacerse con la llave..

En una de estas, el viejo sabio que había permanecido en silencio escuchando las ideas del grupo, se puso de pie y dijo:

Creo que tengo la clave. Sé dónde podríamos esconder la llave. Un lugar donde nunca la buscarán.

Ansiosos, el resto de duendes preguntaron:

¿Dónde viejo sabio?

La esconderemos en su interior, cerca de su corazón.

Todos los duendes aplaudieron, rieron y comentaron:

Qué grande es usted viejo sabio, estarán tan ocupados en buscarla fuera, tan desesperados por encontrarla que nunca imaginarán que la llevan encima..

Pero, siendo tan grande el deseo de ser felices, tarde o temprano alguno la encontrará y se lo comunicará al resto y se acabará el desafío– dijo uno de los duendes más escépticos…

A esto el viejo duende contesto:

Tienes razón, puede que esto suceda, pero hay que tener en cuenta, que los hombres por naturaleza tendrán una innata desconfianza de todo. Por eso, si ese hombre encontrase la llave y se lo revelase al resto, nadie le creería.

Encontrar el sentido de tu vida significa descubrir la llave de la felicidad

Por eso, empieza por quererte desde tu interior, no te repitas la mala suerte que tienes en la vida, que por qué te pasa eso a ti. Por el contrario, valora los pequeños placeres de la vida, tómate un café contigo mismo y haz un repaso de tu vida, seguramente encuentres multitud de cosas que te hagan feliz y que tengan un peso mayor de lo que creas que te falta para serlo.

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así- Joan Manuel Serrat

Artículos relacionados en la sección curiosidades de la vida

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.