El EGO se viste de chocolate: “El monje y el helado de chocolate”

1
802

monje

Hoy vamos a compartir con vosotros el cuento del Monje y el helado de chocolate. Se trata de un cuento budista que nos enseñará cómo al cumplir con aquello que demanda el ego, hace que no disfrutemos del presente…. Que no disfrutemos del helado de chocolate.

Le recomendamos el siguiente artículo Practica la Gratitud Postergando a tu Ego

Cada uno de nosotros tiene su propio helado de chocolate, su deseo o su meta; pero hay que procurar no tener constantemente la mente puesta él, ya que esto hará que nos impida disfrutar y nos perdamos el presente.

Cuento “El monje y el helado de Chocolate”

Hacía tres años que Joel había llegado a una de las más antiguas comunidades budistas del Tibet. Allí, lo que más deseaba era ser ordenado para convertirse en un monje ejemplar.

Todos los días, a la hora de la cena, le hacía la misma pregunta a su maestro: “¿Mañana se celebrará la ceremonia de mi ordenación?

A esto, el maestro le respondía: “Todavía no estás preparado, antes de nada, debes trabajar la humildad y dominar tu ego”

¿Ego? Joel no entendía por qué el maestro hacía referencia a su ego. Él creía que era merecedor de ascender en su camino espiritual; ya que, meditaba sin descanso y repasaba a diario las enseñanzas del Buda.

Como todos los días Joel preguntaba lo mismo a su maestro, éste ideó una manera de demostrarle que todavía no estaba preparado. Antes de empezar con la sesión de meditación anunció lo siguiente: “Quién medite mejor tendrá como recompensa un helado de chocolate”

Tras un breve alboroto, los jóvenes de la comunidad budista empezaron a meditar. Joel se propuso ser el que mejor meditara entre todos sus compañeros, así demostraría al maestro que estaba preparado para la ordenación, además se comería el helado.

También podría resultar interesante leer el siguiente artículo Trabaja el ego para evolucionar y elevar tu consciencia espiritual

Joel consiguió centrarse en su respiración, pero por más que lo intentaba, al mismo tiempo que lo hacía visualizaba un gran helado de chocolate. “No puede ser, tengo que dejar de pensar en el helado o no conseguiré ganar”, se repetía constantemente.

Con mucho esfuerzo, Joel lograba concentrarse y siguiendo el compás de su respiración, pero pronto llegaban a él las imágenes de uno de los monjes disfrutando del helado de chocolate. “¡No puede ser!, debo ser yo quién lo consiga!”, pensaba el joven desesperado.

Cuando la sesión de meditación se dio por finalizada, el maestro comentó a los monjes que todos lo habían hecho bien, sólo había una persona que había pensado demasiado en la recompensa, es decir, en el futuro

Joel se levantó y dijo: Maestro, he de admitir que yo pensé en el helado durante la meditación. ¿Pero cómo puede saber que fui yo aquél que pensó demasiado?”

Y el maestro contestó: “Si te digo la verdad, es imposible saberlo, pero he comprobado que te has sentido aludido y sin que nadie dijera nada, te has levantado, te has sentido atacado, cuestionado,… Así es como actúa el ego, quien trata de tener razón en toda situación que se preste y se siente superior a los demás”

Aquel día, Joel comprendió porque su maestro le recalcaba que tenía que trabajar su humildad y que todavía le quedaba camino por recorrer. A partir de ese día, trabajó su humildad y las demandas del ego. Vivió en el presente e intentó no quedar por encima de sus compañeros. También entendió que no debía identificarse con sus logros.

Así,  trabajando con constancia y paciencia, por fin llegó el tan esperado día. El maestro llamó a su puerta y le anunció que había llegado su hora y que ya estaba preparado para su ordenación.

Cuando llegó al templo lo único que se encontró fue una pequeña tarima y sobre ella… un helado de chocolate. Joel disfrutó del helado agradecido, sin sentirse decepcionado. Y a continuación, se celebró su ordenación.

Podrás encontrar más artículos relacionados en la sección de Curiosidades de la Vida

Nuestra Puntuación

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here