Las experiencias negativas, o todo aquello que experimentamos como negativo en nuestras vidas, va adhiriéndose a nuestro ser, van quedando sepultados en forma no visible, pero los residuos quedan latentes y pueden ocasionarnos problemas cuando menos lo esperemos y sin saber de dónde nos viene.

Por ello vamos a tratar de que esos sentimientos negativos, que hay en nuestro interior o en la mente, puedan salir y liberemos así emociones que bloquean otras partes de nuestro organismo y mente.

Para que nos entendamos, es como una rueda, la culpa, el dolor, la angustia, la rabia, la impotencia y un largo etc, generan, así mismo, sentimientos de bloqueo y en consecuencia, siempre iremos hacia atrás…

Bloqueando la energía que tenemos y generando situaciones paralelas negativas, que repercutirán de manera notable en nuestro entorno (ya sea laboral, familiar y por supuesto afectivo) y también en nuestro cuerpo (trastornos.. ansiedad, depresiones.. etc).

Los pasos que vamos a seguir a continuación, se pueden realizar siempre, pero la técnica consiste en hacerlos más precisos en el momento justo de máxima activación, cuando se tiene un «mal día» y regresan a tu mente los recuerdos de tu experiencia negativa ya vivida.

Que es concretamente cuando nuestro dolor fluye y los diversos sentimientos afloran.

Es imprescindible y de gran importancia el que sepas que esto es real, que eres capaz de hacerlo, que aunque al principio creas que no es posible lograrlo, debido a que estás bloqueado y no puedas sacar de tu mente » esos recuerdos», si lo vas a lograr.

El que cree que puede, puede.

Si te vienen ganas de llorar.. hazlo… respiras hondo (por la nariz.. profundamente y exhalas por la boca).. bosteza, para liberar la densidad de la emoción, bebe agua..

Si te dan ganas de gritar.. hazlo, di lo que sientas y una vez hallas extraído ese dolor primario que provoca ese recuerdo, vamos a seguir los siguientes pasos.

Y recuerda SI PUEDES.

Sitúate delante de un espejo, te vas a mirar y aunque físicamente no te veas bien, vas a verte (visualízate a ti mismo) lleno de luz, tu eres un ser de luz.

Todos tenemos nuestra luz. Insisto tú eres luz.

Pasos a seguir: repetir las frases en voz alta, por orden.

No puedes pasar a la siguiente, hasta que no hayas aceptado lo que dices. (Apúntalo en un papel, y con otro, tapas las frases siguientes…y una vez practicada y creída vas destapando sucesivamente).

Dedica tu tiempo, sin prisas y con la certeza de que vas a conseguirlo. Hazlo correctamente, porque tú puedes.

1″Tengo luz, soy energía, puedo hacerlo».

2″Soy fuerte, tengo luz, deseo paz en mi interior».

3″El pasado NO pertenece al presente, soy energía».

4″Puedo perdonar porque tengo luz y así lo hago».

5″El presente ya ha perdonado, soy energía, tengo luz».

6″Acepto mi vida, me quiero, y me valoro porque soy energía».

7 «Mi presente tiene luz, tengo paz, soy energía, he perdonado».

8″Estoy liberado de mi angustia, tengo paz, solo soy luz».

Siempre que estés » bajo de moral» haz este ejercicio, haz de ser consciente  que para obtener lo deseado hemos de trabajar esta técnica más de una vez,  que con una sola práctica no es suficiente.

Aun notando un alivio, se ha de ser constante. Los resultados los irás notando por ti mismo.

Liberándote de los sentimientos de angustia, que ya no pertenecen a tu presente.

Referente a la pérdida de un ser querido, superado el proceso de duelo (depende de cada persona y del vínculo familiar) no vamos a olvidar nunca el sentimiento de pena, que en su momento de «partida» tuvimos, la conexión espiritual, energética o de amor, seguirá siempre viva y eso hemos de seguir haciendo, manteniendo intacto el amor, que sentimos hacia ellos.

Nadie nos va a devolver a nuestros seres queridos, y solo nos queda recordarlos y llenarnos interiormente de su energía.

La técnica descrita no trata de borrar el pasado, sino de que cuando regresan esas vivencias de antaño, ya no hagan daño, o no causen dolor, porque hemos aceptado y liberado esa angustia que nos producía., y así nuestra calidad de vida mejorará en todos los aspectos.

De ahí que podamos luego pasar a otras técnicas de relajación.

El pasado es parte de nuestra vida, pero la forma de verlo depende de ti. Tú puedes!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.