“Te revelo el secreto mejor guardo en mi corazón”

0
109

Imagina abrir tu corazón dando posibilidad a que el amor entre…

Últimamente me invaden momentos, recuerdos y anécdotas vividas junto a ti.

Muchas veces te recuerdo, ¿sabes?

Bueno, qué vas a saberlo, si no tengo valor para decírtelo. Lo único a lo que aspiro es que de alguna forma llegue este escrito a ti.

Ojala fuera capaz de dejar de lado a mi “ego” herido y diera el paso para revivir todos aquellos momentos en los que fui realmente feliz.. feliz junto a ti.

Eres de las pocas personas que has sido capaz de demostrarme el verdadero significado de amor. Amor que sabe que ama, que no conoce distancias, que disfruta del amor.

Ahora mismo sólo sé que cuando me invaden esos recuerdos, sonrío.

Y es que, qué grande es tener a alguien en la vida que sólo recordarla te haga sonreír, incluso cuando no estando físicamente cerca de ti.

Creo que eso significa que dejaste huella imborrable en mí que hace que de una manera u otra permanezcas aquí a mi lado…. Haciendo que, aunque no estás, estés.

Sentir que viví grandes experiencias a tu lado, momentos únicos, y que siempre se quedarán ahí en mi cabeza, en mi corazón y en mi alma. Siempre… pase el tiempo que pase.

La verdad es que me sacudiste el alma y lo que he sentido y siento por ti es algo diferente. No se trata de un amor al uso, se trata de algo especial, que incluso llega a despertar mi lado más insensato.

Esa conexión que vivieron nuestras almas, sé que no la voy a conseguir con nadie… y que sepas que cada vez que me alejo, ahí está el hilo rojo que me pega un tironcito recordándome que estás ahí.

Hay cosas que nunca te dije, por ejemplo, que tu amor me hace bien, tú haces que quiera desarrollarme personalmente, que sienta necesidad de crecer, y crecer a tu lado, y si me preguntan por mi gran amor siempre digo tu nombre.

Tienes que saber que ya te amo como nunca te imagine.

Me encantaría volver a formar junto a ti ese mini universo desde donde observábamos la vida, fantaseábamos a través de nuestros sueños, intercambiábamos secretos y nos sincerábamos.

Se dice que uno siempre vuelve a los sitios donde fue feliz, y que hay personas que son el lugar perfecto para empezar de nuevo.

Si fuera valiente, calibraría mi brújula para seguir el camino que me lleva hasta ti sin pérdida; sin que me despiste en el camino.

Y digo despistar, haciendo referencia a empezar nuevas relaciones en verdad vacías, porque no puedes amar ni ser amada cuando estás físicamente en un lugar, pero emocionalmente en otro.

Tengo claro que a ciertas edades ya no importa la cara o el buen cuerpo. Lo importante es la estabilidad emocional, el compromiso, la sinceridad, los planes, el apoyo, el saber escuchar y hablar.

Tener un abrazo porque sí. A cierta edad, se brindan los compromisos y no las aventuras.

Sé que el que no arriesga no ama, y que quien arriesga no pierde nada, pero el que no arriesga nunca gana… Pero, tengo miedo, ese miedo que unido a mi ego herido hace que no dé el gran salto.

Miedo… aun sabiendo que esto hace referencia a mi enorme deseo de estar contigo…

Necesito salir de mi cabeza y entrar en mi corazón… Tengo que vencer mi miedo y dejar de lado mi ego para conseguir mis objetivos y mis metas, que curiosamente en eso también coincidíamos…

Tal y como una sabia anciana dijo: la vida es muy corta, sé feliz, despierta alegría, regala amor y no dejes para después lo que puedas hacer ahora, porque:

“Después…

Después le hablo

Después lo hago

Después le digo

Después cambio…

Porque no entendemos que:

Después el café se enfría

Después el encanto se pierde

Después la prioridad cambia

Después, tu mañana se vuelve tarde

Después tus hijos crecen

Después la gente envejece

Después la vida se acaba.”

“De todas las clases de prudencia, la prudencia en el amor es tal vez la más mortal para la verdadera felicidad”- Bertrand Rusell

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.