Déjate fluir, confía en ti.

¿Alguna vez te has escuchado a ti mismo antes de actuar ante una situación? ¿Qué dice tu corazón?

Intenta buscar dentro de ti las respuestas, eres un ser sabio. Sólo que debes asegurarte de callar la mente, y el ruido exterior de quienes quieren que actúes como ellos quieren que seas. Escúchate más, siente tu voz interior. Solamente tu sabes todas las batallas que has pasado, sólo tú sabes quien eres y qué es lo mejor para ti.

confia-en-ti

Si tienes un problema y no sabes qué hacer, no es mala idea darte un instante para sentarte a pensar y darte consejos a ti mismo, tal cual como si lo hicieras con un amigo. Puedes salir a comer, a tomarte un café, invítate a caminar, a relajarte, analiza y practica la introspección.

Recuerda que has podido solucionar problemas anteriormente, ¿Qué pasos seguiste en aquel momento? ¿Crees que en esta situación se puedan utilizar los mismos métodos de resolución?

«Creo que no puedo resolver esto por mi mismo»

Confía más en ti, primero asegúrate que realmente no puedes dar solución a esa situación que te preocupa para luego buscar ayuda. Asegúrate que no estás intentando limitar tus capacidades, que no te estás creando barreras, que esas respuestas y métodos para resolver el problema no es ideal.

La verdad, tú si puedes, puedes con todo y más, puedes con todo lo que te propongas. Puedes dar con la solución perfecta para esta y todas las situaciones, solo que tal vez no te estás prestando atención suficiente. ¡Llénate de energía positiva! Piensa en positivo, tú puedes, has podido y podrás.

No te presiones demasiado, todo a su tiempo

Algunas soluciones llegan luego de un tiempo, no te presiones en exceso, prueba con darte un descanso, tal vez lo necesitas. Mientras más te presiones, más puedes estar propenso a caer en una crisis de estrés, sufrir de insomnio o nervios, confía en ti. Date tu tiempo.

Si también estás tratando de erradicar un hábito muy fuerte, mantén a la vista recordatorios que te sirvan de ayuda para mantener tu nuevo enfoque. Piensa que tu nuevo comportamiento es un premio, no un sacrificio.

Se tu mejor ejemplo

Se honesto contigo mismo, la integridad es la virtud más grande del ser. Pregúntate en qué crees y actúa en base a ello, si no pones en practica tus convicciones, se pierden en el desierto de la nada. Honra tu naturaleza, cuando cometas errores… aprende a perdonarte, y entiende que siempre se puede empezar de nuevo.

Aunque sientas que no avances, el lugar en el que te encuentras en el aquí y en el ahora es muy importante. Admira tu dominio y perseverancia, cultiva el hábito de la paciencia, todo llega a su tiempo perfecto.

Recuerda que eres un ser sabio, valioso, eres un ser abundante, un ser amoroso, eres un ser con una energía maravillosa que debes cuidar y amar. Eres capaz de afrontar todas las situaciones que se te interpongan, eres capaz de cultivar cada día una mejor versión de ti. Cree en ti y ten paciencia, todo llegará.

Cuando sientas dudas, pregúntale a tu corazón, confía en ti. 

  • 20
    Shares

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here