También llamados Liu Zi Jue, los 6 sonidos curativos, son una antigua técnica respiratoria de curación espiritual procedente de la China,  para promover tu salud y tu longevidad, la exploración temprana de esta técnica apareció escrita en la obra de Tao Honging, un doctor Taotista, alquimista y astrologo que vivía entre el 456 y el 536 de la era actual.

Al pasar de los siglos, los 6 sonidos curativos han tenido transformaciones de curación espiritual enfermedades, hechas por excelentes médicos orientales y los monjes como Sun Simado un influyente medico, y Zhiyi un gran monje budista.

Pero debido a la falta de normas establecidas de transcripción fonética del chino, hasta hace poco, existían muchas confusiones sobre cómo se pronunciaban.

En el año 2003, un grupo de expertos en lingüística estudio y analizo las versiones existentes y en la actualidad los sonidos se promueven como un Qigong (terapia medicinal china) para el impulso de la salud. 

Funcionamiento de los 6 sonidos curativos

En la histología oriental, los cinco órganos principales: hígado, corazón, pulmón, bazo y riñón, se asocian a un solo elemento fuego, tierra, madera, metal y agua, y cada uno de estos órganos principales se asocia un sonido con el que resuena.

Aplicar los sonidos curativos ayuda a mantener un equilibrio entre cuerpo, mente y alma, por lo que conviene conocerlos y ponerlos en práctica.

Con un sonido apropiado, la energía vieja o bloqueada puede ser sacada y reemplazada por una energía más limpia y fresca, cuando se bloquea tu energía por una dieta, una forma de vivir incorrecta, emociones frustradas o una fisiología débil se vuelve una causa de dolor intenso, incomodidad y al final una enfermedad. 

Cuando se bloquea el Qi (flujo vital), los indicios se modifican, si te ocurre algo en el bazo el qi estancado podrá manifestarse con una gran hinchazón, dolor en el abdomen, gases y una mala digestión.

Si te ocurriera en el hígado podrás sentir un gran dolor en las costillas, dolores de cabeza, complicaciones en la vesícula o  debilidad por enojarte.

El estancamiento del Qi podrá llevar a una suspensión de la sangre, practicar los seis sonidos te ayudara a mover el Qi que se ha bloqueado te ayuda a que el cuerpo pueda deshacerse del mismo mediante a vibraciones internas que se producen al respirar y el sonido.

Cuando practicas los seis sonidos curativos, masajeas tus órganos para que puedan expulsar el Qi malo.

Practica de los seis sonidos curativos

Cierra tus ojos para atender tus órganos, para ello debes concentrarte y hacer el sonido curativo que corresponda, entre los que se encuentran:

Los pulmones

Pon tu lengua atrás de los dientes con la boca bien cerrada y exhalas lentamente y prolongado, ahí vas a producir el sonido: SSSSSSSS.

Tienes que hacerlo con toda la intención de poder soltar las tristezas y depresiones, si se te viene a la mente una situación o un recuerdo triste tienes que aprovechar ese momento para eliminarlo definitivamente.

Este sonido te limpiará todas las tristezas del pulmón, en este órgano se guardan todas esas emociones de tristeza. 

Al atraer llevas toda la energía del coraje, del valor y del buen sentido del ánimo a tus pulmones, sonríe y brinda amor a tus órganos, conviene visualizarlos envueltos en una gran luz blanca.

curación-espiritual

Los riñones

Tienes que formar una O con tus labios como si soplases una vela, y con una exhalación lenta y larga emites el sonido de curación espiritual: HOOOOO, al mismo tiempo que eliminas el miedo y la inseguridad.

Si piensas en ese momento en una situación o alguien que te produce miedo e inseguridad, no lo quites de tu mente, al contrario piensa en eso mientras haces el sonido, para que puedas eliminar definitivamente ese miedo y esa situación.

En los tiempos de descanso respira a los riñones y sonríele mientras le envías una gran luz azul o negra brillante, debes sentir virtud de paz y bondad.

El Hígado

En esta técnica tendrás que poner la lengua junto al paladar y exhalar lenta y prolongadamente, tienes que producir el sonido de curación espiritual SSHHHHHHHHHH, al mismo tiempo que eliminas la rabia acumulada, ira, cólera y la agresividad.

Si en ese momento te llegan pensamientos de situaciones o personas que te producen rabia, agresividad o cólera, mantén el pensamiento y transmútalo con este sonido curativo. 

Cuando descanses respira hacia el hígado y sonríele al tiempo que lo visualizas rodeado de una gran luz verde, siéntete en virtud de amabilidad.

El corazón

Deja la boca completamente abierta, coloca la punta de tu lengua atrás de los dientes inferiores y exhala lenta y profundamente, al mismo tiempo que produces el sonido de curación espiritual HAAAAAAA, mientras piensa en eliminar el orgullo, soberbia, odio, prisa y impaciencia.

Piensa en que te produce estas emociones, así sabrás que las estas eliminando, no lo dejes de pensar, elimina el odio, orgullo etc.; ya sea de una situación o de la persona.

En el tiempo de descanso respira y sonríe al corazón al mismo tiempo que la rodeas con una luz roja brillante, siente la virtud del poderoso amor y la felicidad plena.

El bazo

tienes que poner la lengua en conjunto al paladar, haz una exhalación lentamente y profundamente al mismo tiempo que produces el sonido de curación espiritual GUUUUUUUUUUUU, desde la garganta como un sonido al gemir, elimina la preocupación.

Te vendrán situaciones o persona que te han producido preocupación, no evites este pensamiento, al contrario piensa en eso mientras haces el sonido para que limpies esa situación que te tiene preocupado.

En los descansos respira y sonríele al bazo, al tiempo que lo rodea una gran luz amarilla brillante, piensa en la virtud y la belleza que potencia positivamente ese órgano.

El triple calentador:

Te recomendamos que hagas este ejercicio acostado, abre tu boca exhala lentamente mientras reproduces el sonido de curación espiritual HIIIIIIIIIIII, cuando pares de exhalar trata de imaginar un gran rodillo que va aplanando tu pecho, tu estomago y tu abdomen, siente ese vacío.

Es como cuando aplastas con tu mano una bolsa plástica para guardarla, sonríele al triple calentador (no es un órgano).

Te equilibrara todas las energías activadas por todos los sonidos anteriores y te relajara todo tu cuerpo.

  • 68
    Shares

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here