El Secreto esta en, ¡La Resonancia De Nuestro Corazón!

0
1099
resonancia-corazon
resonancia-corazon

La palabra resonancia tiene mucha fuerza en nuestra lengua, y significa simplemente que dos energías encuentran la manera de sintonizar la una con la otra.

Por ejemplo, si tengo dos guitarras en la misma habitación; una apoyada en una pared y otra apoyada en otra pared y tomó una cuerda y la toco, la misma cuerda de la otra guitarra empezará a vibrar como si fuera la que había tocado.

Y la razon es que hay resonancia entre ellas, están afinadas de igual manera. Las otras cuerdas no vibrarán porque no están afinadas igual. Este es un principio poderoso porque podemos encontrar la resonancia en nuestro corazón y afinar nuestros cuerpos igual que si afinamos instrumentos musicales.

es para tí: ho´oponopono frases, meditación y oraciones

Y esto lo hacemos con el pensamiento, el sentimiento, la emoción, y la creencia. Podemos elegir las características de las creencias que nos hagan resonar, ya sea con la verdad y la belleza, con la ira y el odio, y en el mundo que nos rodea. Lo mejor es que podemos elegir esa resonancia.

El principio de resonancia es quizá uno de los más poderosos de la naturaleza porque permite que en unas cuantas personas se produzca rápidamente un cambio extraordinario.

Y la razón es que sí esa gente aprende el lenguaje de la resonancia con el campo, con la matriz; si eligen la paz y la curación en su cuerpo y descubren que pueden manifestar eso, el poder concentrado de conocer el lenguaje, es más fuerte que el poder caótico de no comprender el lenguaje.

Lo que estamos viendo ahora mismo en nuestras ciudades es mucha gente en caos, y muy poca gente que entienda el lenguaje con el que podrían trascender, gente que han dejado de estar atrapados por la negatividad de los demás. Y esto se debe a principio de resonancia

Te puede interesar: como sanar a mi niño interior

La gente se pregunta qué sucede con su propia negatividad, sus propios sentimientos, pensamientos, emociones y creencias negativas, y cómo esta experiencia interna de negatividad puede afectar a lo que comparten en la matriz.

Lo que las tradiciones ancestrales y sus textos dicen sobre esto, que no es nuevo en absoluto, es que los seres humanos son lo mismo ahora que hace 2500 años.

Nuestra experiencia sólo es eso, una experiencia, ni positiva ni negativa, hasta que la juzgamos, hasta que le damos una importancia basada en nuestras percepciones y nuestras creencias. Hasta entonces es simplemente una experiencia.

La pregunta es la siguiente: ¿cómo y porque nos juzgamos a nosotros mismos?

La sanación surge de permitirnos sentir cualquier cosa que el mundo nos está ofreciendo para sentir y de admitir esa sensación diciendo: “”mmmm, si la estoy sintiendo”. A veces siento algo positivo, a veces es negativo. Pero se trata de permitirnos sentir lo que sentimos sin juzgarlo ni temer como puede afectar al resto de las cosas.

Las sensaciones que llamamos negativas son solo indicadores, señales de que hay un obstáculo en nuestro camino. Y ahora está invitándonos a examinar esta experiencia. Darnos cuenta de esto significa el fin de todo sufrimiento, puesto que ya no juzgamos si lo que sentimos en bueno o malo, simplemente lo sentimos y somos conscientes de ello.

  • Por qué me siento así
  • Qué es lo que me está diciendo esto
  • Para qué me está pasando

Lo que sentimos se convierte en un problema sólo cuando lo ignoramos, cuando no le hacemos caso. A esto lo llamamos sensación o sentimiento inarmónico.

Cuando ignoramos esos sentimientos y enterramos o enmascaramos nuestro dolor, nuestra frustración, ira, envidia o rabia; y eso lo hacemos día tras día, mes tras mes, año tras año; y además. ese sentimiento está enterrado en nuestro interior, buscando expresarse… Empezamos a tener problemas. Todo depende de nuestras creencias y de cómo juzgamos esa experiencia.

El punto crucial es: Esta experiencia del corazón no es algo que hacemos, es algo en lo que nos convertimos, es algo que vivimos, la vida se convierte en oración. Cada momento de cada día es la oración.

Y como la oración está basada en un sentimiento, podemos estar ahora en el parque, en el trabajo, mientras conducimos, mientras estamos paseando solos… Es decir que en cualquier momento podemos tener un sentimiento, y eso significa que podemos estar siempre orando si dirigimos correctamente nuestros pensamientos.

Positiva o negativamente estamos siempre orando, ya sea consciente o inconscientemente. Por eso es tan importante tomar consciencia. Al final es una manera de vivir, y es algo que llegamos a ser. Llegado a este punto, la oración nunca termina, es constante y por siempre.

Y ese es el secreto para mantener los poderosos efectos que han sido documentados por la ciencia. Namasté.

¿Te ha gustado este artículo? Podrás encontrar artículos relacionados en la sección de Conciencia y Realidad

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta