cuerpos que rodean nuestro cuerpo

Como seres multidimensionales que somos, nuestra estructura, lo que realmente somos va mucho más allá de lo que percibimos como nuestro cuerpo físico, más allá incluso de lo que percibimos como nuestra mente, más allá incluso de lo que percibimos como nuestras emociones.

¿Por qué sólo podemos ver nuestro cuerpo físico?

Vemos nuestro cuerpo físico porque las partículas que lo componen vibran a una velocidad más lenta, lo que hacen que este esté densificado, se convierta en materia de propiedad sólida.

El resto de nuestros cuerpos, lo que se conoce como cuerpos sutiles vibran a una velocidad superior a la velocidad de la luz, por lo que no podemos percibirlos con nuestro sentidos.

A medida que ascendemos en la jerarquía de estos, se vuelven más sutiles, menos densos, con vibración más rápida.

Los cinco de mayor densidad, son los que se corresponden con nuestra personalidad inferior y los otros con nuestra personalidad superior o divina.

Esta personalidad superior permanentemente intenta guiar y orientar a la personalidad inferior comunicándose a través de un lenguaje eminentemente simbólico durante el sueño y también por medio de las enfermedades o de los estados alterados de conciencia.

Los 8 cuerpos que rodean nuestro cuerpo

Veamos uno a uno los cuerpos que nos componen.

  1. Cuerpo físico.
  2. Cuerpo etérico. En el cuerpo etérico es una matriz o una plantilla energética donde se superpone la estructura de nuestro cuerpo físico. Así como en el cuerpo físico existe una circulación de sangre a través de arterias, capilares y venas, también en el cuerpo etérico existe una circulación de un flujo energético de “materia sutil” a través de canales, como los 24 pares de meridianos de acupuntura y los 72.000 nadis referidos en la medicina ayurvédica. Es en este nivel etérico donde la persona experimenta todas sus sensaciones físicas, dolorosas y agradables. Allí donde haya un dolor corporal, hay un correlato directo de disfunción en este primer nivel del campo aural. De aquí podemos deducir el por qué la acupuntura es tan efectiva para reducir muchos tipos de dolor.
  1. Cuerpo emocional. El cuerpo emocional, también denominado cuerpo astral, es el portador de nuestros sentimientos, de nuestras emociones y de las cualidades de nuestro carácter .Ocupa aproximadamente el mismo espacio que el cuerpo físico. El aura del cuerpo emocional tiene forma ovalada y puede extenderse a varios metros de distancia entorno a la persona. Toda emoción se irradiará en su aura a través de los chacras y el cuerpo emocional. En el cuerpo emocional se hallan almacenadas nuestras emociones no liberadas, las angustias y las agresiones conscientes e inconscientes.
  1. Cuerpo mental. El cuerpo mental es el campo electromagnético que rodea al cuerpo físico, se le llama cuerpo mental porque se alimenta de pensamientos conscientes, subconscientes o inconscientes que se generan en el interior del ser humano.
  2. Cuerpo astral. Este cuerpo lo utilizamos cada vez que vamos a dormir sin excepción. Queremos decir con esto que un Sueño es lo mismo que andar con nuestro cuerpo astral en el mundo de los sueños. A nivel astral se experimenta la conciencia como un conjunto de fuertes emociones que se extienden más allá del yo y el otro para abarcar a la humanidad.
  3. Cuerpo del patrón etérico. Contiene todas las formas del plano físico, como si fuera el negativo de una película fotográfica. Se extiende desde unos 45 cm hasta 60 cm del cuerpo físico. Es el nivel en el cual el sonido crea materia, en el que se puede curar a través del sonido. Su forma es de líneas traslucidas sobre un fondo azul cobalto. Es llamado doble etéreo porque es allí donde encontramos las formas más sutiles del primer cuerpo aural, o etéreo; es allí donde queda el negativo de toda forma de creación del patrón que se ha creado en la parte física.
  4. Cuerpo celestial. Se extiende desde unos 60 hasta 83 cm del cuerpo físico, es el nivel a través del cual experimentamos el éxtasis espiritual. Podemos alcanzarlo a través de la meditación y muchas otras formas, es allí donde alcanzamos la unidad del ser y donde conocemos nuestra conexión con todo el universo. Parece una hermosa luz tornasolada, compuesta principalmente por tonos pastel, tiene un brillo de oro-plata y una cualidad opalescente, y su brillo es especialmente bello.
  5. Patrón cetérico. Es, de todos los cuerpos estructurados coesenciales aurales, el más externo constituyendo el ovoide exterior de nuestra anatomía Sutil y contiene a todos los cuerpos aurales inferiores. Es un patrón altamente estructurado entretejido por finísimos hilos “de Oro-Plata” que parece sostener y mantener unida la forma completa del aura hasta ese nivel.

Contiene una estructura en rejilla dorada formada por la réplica de todo el ser físico y energético de los cuerpos más bajos.

Cuando está sano sus líneas son muy intensas que aparentemente centellean a una frecuencia muy alta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.