Fiestas navideñas sin empacho, es posible

0
481

cena navidad
Llegan fechas de grandes comidas familiares, cenas de empresa, quedadas con amigos…que suelen derivar en kilos de más y constantes empachos.

Para hacer frente a esta situación vamos a daros unos consejos fáciles y sencillos para poder disfrutar sin preocupaciones.

Las mesas de nuestros hogares estarán repletos de platos riquísimos que llevamos meses sin degustar y hechos con mucho mimo, pero esto no es escusa para lanzarse a comer todo lo que uno pueda.

La idea de “por un día no pasa nada” no vale, ya que las fiestas navideñas son largas y los excesos se nos acumulan.

Consejos fáciles para evitar empachos

El empacho es la consecuencia de habernos excedido con la comida y las bebidas (especialmente alcohólicas y gaseosas) que suele manifestarse con acidez, vómitos, dolor de estómago o gases.

Por lo tanto, para evitar esta situación, cuando estemos en la mesa lo mejor que podemos hacer es:

  • Comer despacio y disfrutar de aquello que se está comiendo, masticándolo y saboreándolo.
  • Dejar un espacio entre cada toma; muchas veces el ansia por comer todo lo que hay en la mesa nos hace comer más incluso de lo que nos apetecería.
  • Si todo lo que hay en la mesa nos gusta deberemos dosificar cantidades, así podremos comer un poco de todo sin pasarnos demasiado.
  • Beber agua con frecuencia, para digerir mejor todo lo que estamos comiendo.
  • Si la comida o la cena se realiza en tu entorno, intenta que en la mesa haya siempre un plato de ensalada, verduras o un caldito ligero para hacer más saludable la velada.
  • Disfrutar del entorno ya que la comida debería ser el espectador de las carcajadas y conversaciones de los comensales.

Si no se siguen estás pautas puede que acabes con malestar o lo que comúnmente llamamos “empacho”,  pero tranquilos que para esto también hay remedio.

Remedios para acabar con el malestar

En estas fiestas y siempre que vayas a tener un gran evento acompañado de comida, ten en casa los siguientes productos que te van a venir muy bien en estas situaciones:

Manzanilla

Es la infusión más conocida y utilizada por todos ante situaciones de empacho, malestar o dolor de estómago sin más.

Se puede combinar también con menta y/o anís, componentes que potencian el efecto.

Jengibre

Aunque el sabor no es del agrado de muchos, los efectos que tiene en estas situaciones nos deberían de bastar para tomarnos una infusión de jengibre después de una buena comilona.

Sólo necesitamos la raíz del jengibre rayada en agua hirviendo y esperar a que haga efecto.

Bicarbonato con limón

No menos conocido es el vasito de agua con una cucharada de bicarbonato y unas gotitas de limón.

De esta forma haremos frente a la acidez y nos encontraremos mucho mejor.

Canela

Quizá no tan conocida pero no por ello menos efectiva, la canela tomada en caliente va a ser un gran aliado para hacer frente a este malestar y que además nos va dejar un buen sabor.

Caldo

Un caldito de pollo o verduras ligero y calentito es mano de santo en estas circunstancias.

Además de estos productos es recomendable que:

  • No dejemos de hidratarnos aunque no comamos durante el proceso de malestar.
  • Si nos vamos a tumbar intentar que sea de lado y con la cabeza elevada.
  • Intentemos compensar los excesos, aligerando las próximas comidas y moviéndonos un poco más de lo habitual.

Por lo tanto, cómo de forma inteligente, evita pasar por el mal trago del malestar por empacho y disfruta de las fiestas, pero…. por si acaso, ten a mano esos cinco productos que nos pueden ayudar a acabar con el desazón.

Somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto sino un hábitoAristóteles

 

Stefani Lozano // Dietista- Nutricionista

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.