huevos de jadeProveniente del taoísmo encontramos una técnica ancestral para la sanación energética, emocional y también para disfunciones orgánicas relacionadas con nuestra femineidad.

Es una técnica que auna los ejercicios de tonificación muscular de la vagina con el poder sanador de las piedras preciosas, ya que se utiliza un huevo bien de jade, bien de cuarzo rosa o bien de obsidiana, que introduciremos en la vagina y con el que realizaremos las prácticas.

HUEVOS DE JADE:

El Jade es una piedra con propiedades reconocidas por la cultura china por milenios. Hoy en día aún se considera una piedra sagrada y una bendición poseer Jade. Es reconocida en la China por ser la mejor piedra para ayudar a sanar el sistema reproductor femenino.

Su energía es dulce y tiene una vibración alta que protege, atrae longevidad y prosperidad. Al ser usada en una de las zonas más yin  y receptivas de la mujer genera un pulso de energía sanadora. El huevo de Jade crea alquimia adentro del yoni y el corazón de la mujer.

El Jade es la única piedra que se recomienda para el uso prolongado durante el día y la noche.

El Jade tiene una alta conductividad térmica, de esa manera tu cuerpo no tiene que gastar energía para mantener el huevo a temperatura corporal.

El Jade tiene la cualidad energética de  anclar y estabilizar amorosamente las emociones. La disciplina del huevo de Jade es una práctica dulce que propone explorar el mundo fisico-psico-sexual de la mujer desde el Taoísmo.

BENEFICIOS DEL HUEVO DE JADE:

-Conocer tu anatomía íntima, los diafragmas de triángulos pélvicos y sus capas musculares

-Tonificar el útero

-Despertar las corrientes energéticas del útero

-Tomar conciencia de la anatomía de tu yoni comprendiendo los anillos involucrados en su estructura

-Despertar, tonificar y/o relajar los anillos musculares vaginales

-Reprogramar la memoria celular en el Yoni y crear nuevas redes neuronales

-Tomar conciencia que el suelo pélvico forma parte de tu diafragma respiratorio.

-Estimular las glándulas de Bertolini o glándula vestibular mayor, el cual mejora y aumenta tu capacidad de lubricación

-Sanar y/o mejorar resequedad vaginal

-Recuperación postparto

-Aprender a relajar y respirar con el suelo pélvico

-Aprender sobre los nervios que nutren el aparato reproductor femenino.

-Mejorar y sanar vaginismo y incontinencia

-Comprender la diferencia entre tono muscular y tension

-Conocer los distintos nervios y su rol en el placer

-Despertar tu yoni a su potencial de placer !!!!

-Sanar infecciones de cándida y de vejiga

-Conocer los aspectos energéticos y esotéricos del Yoni

HUEVOS DE CUARZO ROSA:

Los beneficios emocionales que aporta el cuarzo rosa son los siguientes:

  • Efectivo para fortalecer y curar dolencias del corazón.
  • Potencia el amor y la compasión.
  • Estimula las fantasías y potencia la fertilidad.
  • Esta piedra es calmante, reconstituyente y muy femenina.
  • Puede abrirnos las puertas de nuestros bloqueos emocionales y así desarrollar una mayor espiritualidad, autoconciencia y comprensión.
  • Maravillosa para tener contacto con la niña dentro de ti y para reencontrarse con la inocencia.
  • Recomendado para calmar dolores y abusos infantiles.
  • Libera las penas y las emociones no expresadas, reduce las tensiones, el estrés, los sentimientos de rabia y los celos.
  • Estimula la capacidad de amar y de ser amado
  • Devuelve la confianza y la armonía a relaciones existentes, favoreciendo el amor incondicional

HUEVOS DE AMATISTA:

Piedra femenina por excelencia. Representa el sacerdocio femenino: el fuego violeta de la transmutación, la liberación, el perdón y la alegría.

Es una piedra maestra, altamente protectora.

Ayuda a recuperar la vitalidad y fuerza física después de dolencia, enfermedad o intervención. Reduce el estado de ansiedad de etapas de sobreesfuerzo. Lleva claridad a la mente, purifica y regenera los niveles de conciencia. Relajantes, neutralizan la energía negativa y liberan energía bloqueada.

Trae a tu vida confianza, independencia, audacia y estrategia. Las mujeres de poder, chamanas, curanderas y sacerdotisas, en todas las culturas la llevaran en anillos y collares. Aumenta el poder psíquico y la meditación.

Es la más iniciática y espiritual, ayuda a que el camino de la trascendencia se produzca desde el corazón y en equilibrio con la razón y la intuición.

HUEVO DE OBSIDIANA

Debido a la potencia de esta piedra se recomienda su uso solamente cuando tenemos cierto dominio de nuestras emociones o mediante el asesoramiento de una profesional.

La obsidiana por sus propiedades físicas nos conecta con la energía de la tierra.

Absorbe energías densas que se materializan en el cuerpo como síntomas físicos o emocionales.

Acelera los procesos de sanación del cuerpo, ya que mueve las aguas internas evitando el estancamiento de la energía.

Aumenta el sistema inmune y moviliza el qi o energía vital, beneficiando a todo el organismo.

Regula el PH de la vagina y fortalece la musculatura, previniendo infecciones.

Equilibra los chakras, principalmente el primero y segundo, con sus correspondientes beneficios.

Abre memoria corporal, lo que nos permite acceder a las fuentes de bloqueo físicos y emocionales.

Fortalece el suelo pélvico, previniendo incontinencia urinaria.

A nivel emocional, nos permite ver dónde estamos y cómo nos relacionamos con nosotras mismas y con los demás.

A nivel mental nos muestra nuestro sistema de creencias y patrones dominantes.

A nivel espiritual, nos conecta con la tierra.

ACCESO AL CONTENIDO PREMIUM

2 COMENTARIOS

    • Hola Shirley! Yo nunca lo he probado, pero la profesional me ha comentado que lo que hay que hacer con ellas son los ejercicios de Kegel. Lo primero: limpiar muy bien el huevo de jade antes de empezar a usarlo (agua tibia y jabón ph neutro); el huevo vaginal tiene unos pequeños orificios en los extremos por donde pasarás un hilo de seda que te permita retirarlo de la vagina con facilidad, cuando hayas acabado. Sitúate en una posición cómoda, tumbada boca arriba con las piernas ligeramente flexionadas o de pie con una pierna elevada, como si fueras a introducir un tampón. Cuando estés preparada, ve acercando el huevo de jade a la entrada de la vagina e introdúcelo poco a poco insertando primero el lado más ancho (puedes aplicar una gota de lubricante de base acuosa para que te ayude). Una vez lo hayas acomodado en el interior, intenta contraer los músculos de la vagina, mantén la contracción de 3 a 10 segundos en función de tus posibilidades, y vuelve a relajar la musculatura de la zona. Puedes realizar unas 40 o 50 contracciones rápidas y repetir el ejercicio hasta en 10 ocasiones si lo deseas. (Usarlo siempre de forma moderada) Espero que te sea de ayuda!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.