energia negativaDe la misma manera que hemos asumido que compartimos nuestra vida con bacterias y virus de todo tipo, que en un momento dado pueden hacernos enfermar, sin por ello (salvo casos fóbicos) vivir en estado de pánico, debemos asumir que energéticamente hablando estamos igualmente expuestos a situaciones, personas, lugares, entidades…que de la misma manera que los bichitos citados, se alimentan de nosotros, en este caso de modo energético, en cuanto tienen ocasión.

Y de la misma manera que un sistema inmunitario fortalecido, unos hábitos saludables, un aporte extra ante situaciones potencialmente peligrosas (como evitar ir a lugares donde haya personas enfermas, o tomar más vitamina C en invierno) en el caso de nuestro cuerpo físico, el cuidado de nuestro campo energético impedirá que este enferme.

Empezaremos identificando el tipo de energías negativas que pueden afectarnos.

Ejercicio aura protectora con sencillos ejercicios

Pensamientos y Emociones negativas.

Continuando con el símil de nuestro sistema inmunitario, se emplea precisamente el término “sistema inmunodeprimido” para referirnos a su estado debilitado incapaz de hacer frente a los peligros que nos acechan.

El pensamiento es energía y la emoción también, así mantenernos en emociones negativas, tener pensamientos negativos nos “energeticodeprime”.

Relacionarnos con personas que vibran así de bajo, sin la debida protección, supone para nuestro sistema energético, lo mismo que pasearnos por la planta de infecciosos en un hospital, sin mascarilla.

Memorias de vidas pasadas.

No son fáciles de detectar, pero podemos sospechar que se trata de ello, cuando no encontramos otra explicación ante situaciones que nos drenan la energía súbitamente, o sueños angustiosos repetitivos que no se correspondan con nuestra vida actual.

Una buena terapia regresiva nos ayudará a identificarlas y limpiarlas.

Transgeneracionales y Proyecto Sentido.

En nuestro “ADN energético” llevamos impresos las memorias de nuestros ancestros de 7 generaciones anteriores.

Si observas en tu familia que a lo largo de generaciones se repiten determinados patrones negativos (embarazos no deseados, muertes prematuras, suicidios, violaciones, escasez económica…) es probable que exista un transgeneracional actuando.

Por otro lado, si durante tu concepción, durante tu vida intrauterina, el momento de tu nacimiento, tu madre sufrió algún tipo de trauma, miedos, pérdidas, es posible que lo que se conoce como “Proyecto sentido” actúe en ti.

En ambos casos la biodescodificación es la herramienta adecuada para liberarte de ello.

Magias.

Dicen los gallegos de las meigas (brujas) que haberlas hailas… Lo mismo ocurre con la magia negra o la maledicencia.

No es necesario que una persona haya acudido a un profesional para que realice un ritual en tu contra, la simple mala intención canalizada hacia ti puede ser suficiente, sobre todo si se prolonga en el tiempo, o la persona que la realiza tiene mucho poder (incluso aunque no lo pretenda).

Si te han realizado un “trabajo” potente lo mejor es acudir a otro profesional que pueda limpiarte, pero como en todo el mejor remedio de salud es una buena prevención, así que realizarnos con frecuencia limpiezas energéticas y utilizar escudos o burbujas de protección a diario, es una buena forma de evitarlo.

Ejercicio aura protectora con sencillos ejercicios

Entidades o Espíritus.

Estos son muy fácilmente detectados.

Si sientes que no eres tú mismo, incapaz de concentrarte, sientes emociones que no te pertenecen o tus patrones de comer y dormir son perturbados, es probable que tengas algo adherido en tu aura.

Oraciones simples y rituales pueden eliminar estos.

Estas entidades en realidad son seres desorientados a los que siempre es mejor tratar con amor e intentar que encuentren su propio camino al plano que les corresponde.

Ataques psíquicos.

Son pensamientos e intenciones de otras personas, que te afectan. A menudo, estas son personas con las que regularmente sales y regresas sintiéndote agotado.

Los ataques psíquicos generalmente afectan a los chakras posteriores de una persona, bloqueando el lado receptivo.

En términos comunes, esto se conoce como «Mal de ojo», muy propio de las personas envidiosas.

Cordones energéticos.

Son proyecciones del aura que te conectan a objetos, personas y situaciones. Ellos crean tensión en tu ser.

Existen cordones sagrados (como en el caso de las llamas gemelas) que no es posible cortar, aunque debemos limpiarlos a menudo, mediante visualizaciones o afirmaciones, pero en su gran mayoría son perfectamente desprendibles por medio de rituales de “corte de lazos”.

Espacios negativos.

De la misma manera que una habitación cerrada mantiene los virus aunque la persona infectada ya la haya abandonado, los espacios mantienen la energía que ha existido en ellos, incluso cuando los generadores de esta ya no están en ellos.

Limpieza del hogar de Espacios negativos

Sé perceptivo cuando entres a un espacio cerrado, reconoce los lugares donde habitualmente te sientes más a gusto, ventila a menudo los sitios donde pasas más tiempo y haz regularmente limpiezas con incienso, reiki….

Tanto en tu casa como en tu lugar de trabajo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.